Once agentes de la Policía Nacional aprenden cómo actuar ante heridas de bala, de arma blanca o amputaciones El sindicato policial CEP organiza un curso especializado en auxilios extremos.

Diez minutos para salvar la vida a un herido de bala, a una víctima de un navajazo o para cortar la hemorragia de una persona que ha sufrido una amputación. Son situaciones extremas que un agente de la Policía Nacional puede encontrarse en el desempeño de sus funciones. Saber cómo actuar, reaccionar a tiempo y con rapidez, rompe la baraja a favor o en contra de salvar una vida.

Una de las prácticas consistió en la autocolocación de un torniquete.

Con esta premisa, el sindicato policial CEP (Confederación Española de Policía) organizó un curso de formación en asistencia sanitaria táctica. Primeros auxilios a un nivel superior y enfocado a los agentes de la Jefatura Superior de Policía de Asturias que prestan sus servicio a pie de calle. «Es un curso para salvar la vida a un paciente en menos de diez minutos», resume Diego Carrasco, director ejecutivo de J&E Diforsa, empresa encargada de impartir la formación. El curso, destinado a agentes miembros del sindicato CEP, busca ir más allá de los primeros auxilios básicos que todo agente policial controla y sabe aplicar. «Se basa en saber cómo tratar hemorragias masivas, manejo de la vía aérea o cómo actuar cuando se presenta problemas en la caja torácica como hemotórax abiertos, por ejemplo una herida de bala. Se necesita más formación específica para los policías».

Visión que comparte Luis Daniel Rodríguez. Agente de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) es uno de los promotores del curso formativo que se impartió en el cuartel de Buenavista. «El curso se planteó viendo que andábamos escasos en cuanto a recursos, tanto de material como de preparación», indicó. Contar con el material apropiado para poder actuar es otra de las reivindicaciones. Por eso, los agentes recibieron un botiquín con el material adecuado para este tipo de situaciones extremas. «En la calle hay situaciones fáciles de resolver pero otras conllevan una preparación concreta. La gente te mira y te pide actuar. Tú eres el que tienes que hacerlo porque eres el que está ahí y sin duda la formación es fundamental». Está basada en técnicas de auxilio utilizadas en Estados Unidos y puestas en práctica en conflictos bélicos.

Fuente original: https://www.elcomercio.es/oviedo/diez-minutos-salvar-20200208002110-ntvo.html

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *