El refugio de Brañagallones acoge cursos sanitarios para guías de montaña en los que se enseña a utilizar ramas para entablillar huesos, hacer camillas con cuerdas y construir iglús.

Los participantes en el curso construyen un iglú en la zona de Brañagallones.

Brañagallones tendrá una consulta médica de altura. El emblemático refugio de montaña de la localidad casina ha sido el lugar elegido por una empresa ovetense para impartir cursos formativos de primeros auxilios a guías turísticos y de montaña de toda España. El objetivo es que los alumnos aprendan las técnicas para socorrer a una persona enferma o accidentada en zonas poco accesibles, con los medios que tengan a su alcance o que pueda proporcionar el propio medio natural. De esta forma serán capaces de utilizar ramas para entablillar un hueso roto o hacer un iglú con bloques de nieve que sirva como refugio.

Diego Carrasco en el responsables de la firma Jediforsa Spain, la promotora de la iniciativa. «En este primer curso que acabó hoy (por ayer) y ha durado dos días hemos formado a las ocho personas que, a su vez, se ocuparán de formar a los guías y a la gente que esté interesada en participar, no solo de Asturias sino también a los que puedan venir de otras partes del país. La idea es que todos los cursos se impartan en Brañagallones», indicó Carrasco.

Simulacro de atención a un herido.

Simulacro de atención a un herido.

El impulsor de la experiencia explicó que se trata de «prestar primeros auxilios en lugares remotos y entendemos lugares remotos como aquellos en los que estás a una hora o más del centro sanitario más próximo. Tienes que servirte de medios improvisados para afrontar situaciones de emergencia». Carrasco enumeró algunos de esos «medios improvisados»: «Enseñamos, por ejemplo, cómo hacer una camilla con una cuerda, cómo emplear un periódico para improvisar un collarín o la forma de utilizar unas ramas para inmovilizar un brazo o una pierna, como si fuera una férula, cuando se produce la fractura de un hueso».

La formación también incluye técnicas sanitarias específicas para este tipo de casos. «Lo que hacemos es enseñar a suturar heridas para accidentes en estas situaciones. Si estas en un centro médico en el que pueden lavarte la herida se hace una sutura para cerrarla por completo. Aquí, como no tienes las condiciones para evitar que se infecte, hay que dejar los puntos más abierto para que haya un canal por el que pueda salir el pus», indicó Carrasco.

Los consejos no solo se centran en la parte sanitaria. «Partimos de la base de que no sabemos cuánto tiempo vamos a estar fuera hasta que lleguen los equipos de emergencia. Por eso enseñamos a hacer iglús para tener un refugio o a potabilizar agua, mostrando como filtrar el agua estancada y utilizar las pastillas potabilizadoras. También entrenamos marchas de traslado de heridos, para hacerte una idea del tiempo que puedes tardar en llevar a una persona hasta determinado punto», concluyó el promotor de la iniciativa.

Fuente original: https://amp-lne-es.cdn.ampproject.org/c/s/amp.lne.es/cuencas/2020/01/25/primeros-auxilios-altura/2589019.html

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *